Cosas que no te cuentan de las banderas de Canarias.

banderas canarias

Para algunos grupos ideológicos parece que las manifestaciones se hayan convertido en las ”misas” y las banderas en los ”crucifijos” con los que antaño -y todavía- se intentaban conseguir adeptos entre los ”católicos” en un frenesí de apoyo mutuo que llegaba al punto de ser indispensable para formar parte de la vida política; esto se ve especialmente con la bandera de las 7 estrellas verdes, que han adoptado la practica totalidad de formaciones independentistas y nacionalistas, algunas de las cuales se pelean por su derecho a usarla, llegando incluso a acusar de plagio a la actual bandera autonómica y a decir que la estrellada es la primera bandera ”independentista”.

Con esta serie de escritos no se pretende contar la historia de Canarias, labor que debería de estar reservada a los historiadores -junto con especialistas en distintas materias que contrasten la veracidad- y que ha sido realizada y reflejada en numerosas y extensas obras, aquí solo se pretende hacer hincapié en algunos momentos ”olvidados” para el público en general y que rescatamos de las mismas, en especial lo referente a Canarias y su gobierno tras la conquista del archipiélago para hacer reflexionar sobre los orígenes del movimiento independentista actual, su repercusión en la sociedad canaria y mundial, y hacia donde debería de cambiar para adaptarse a los nuevos tiempos.

Dada la cantidad de des-información generada por algunos de estos grupos vamos a tener que empezar por el principio, las banderas, en 1481 en mitad de una sangrienta conquista, parte de los habitantes de Gran Canaria firman un acuerdo con Fernando II de Aragón que establecía la creación del Reino de Canarias que quedaría bajo la influencia del resto del conjunto que terminó formando España, a cambio de esta ”subordinación voluntaria” los habitantes de aquella isla también adquirían una serie de derechos, en el resto de islas se fue estableciendo un régimen señorial conforme se iban conquistando, y dadas las ”ventajas” con respecto a este que ofrecía la Carta de Calatayud que se había firmado en Gran Canaria terminó por ser ofrecida y aceptada en el resto de islas con el paso del tiempo.

La primera bandera que tuvo el archipiélago tras la conquista fue el estandarte real de Canarias, de color blanco azul y amarillo con una cruz ”colorada”; de las siguientes de las que hay constancia es la que se asignó tras la creación de la provincia marítima de Canarias el 30 de julio de 1845, Azul con la cruz de san Andrés en blanco; el 27 de noviembre de 1867 se divide Canarias en dos provincias marítimas, conservando Tenerife la anterior bandera (que es la que tiene la isla desde el 9 de mayo de 1989) y asignándole a Las Palmas una amarilla y azul separadas por un corte diagonal, de la que deriva la actual bandera que tiene la isla (desde el 10 de abril de 1989), pero no la de la provincia, como si es el caso de la de Tenerife, otra diferencia notables es que la de Gran Canaria tiene un escudo así como la de su provincia, al contrario que la de Tenerife que solo usa escudo al aplicarse a la capital tinerfeña, hay que apuntar que estas provincias eran solo marítimas y que el pleito insular se podría decir que empezó dos años antes (en 1843) cuando se declaro oficialmente a la Villa de Santa Cruz de Tenerife como capital de Canarias y se levantaron recelos en la burguesía de Gran Canaria, aunque la separación de las provincias canarias tal y como las conocemos hoy en día no ocurrió hasta la dictadura del general Primo re Rivera en 1927.

La primera bandera de la que hay constancia de que se usara como símbolo de protesta fue La Bandera de Ateneo, de fondo azul oscuro con siete estrellas blancas con una situación similar a la que tienen las islas vistas desde el cielo, que ondeó en la fachada del edificio de el Ateneo de La Laguna en 1907 para expresar el sentimiento de abandono por parte del gobierno central que se tenia entre la población canaria; esta bandera fue la elegida por los fundadores de Partido Nacionalista Canario, nacido en La Habana en 1917, llegando a llamarla ”la bandera de Secundino” -aunque no hay certeza de que este la llegara a usar- y declarándose herederos del pensamiento de este, creando incluso un periódico llamado ”El Guanche”, nombre que ya había usado Secundino, aunque sus planteamientos no coincidían con los de este y se acercaban más a la defensa de los intereses de la burguesía, este partido se disolvería pocos años después para ser re-fundado en 1982 por otras personas recuperando las siglas y algunos planteamientos.

Alrededor de 1959, empujado por los acontecimientos de la época, y fraguándose en las protestas por la ejecución de ”El Corredera”, nace Canarias Libre, movimiento nacionalista canario de izquierda al que se unen diversas fuerzas ideológicas, sobre todo miembros de diferentes sectores comunistas, este movimiento tendrá poca actividad fuera de la isla de Gran Canaria, a excepción de un grupo en Tenerife al que perteneció entre otros Cubillo, el 7 de septiembre de 1961 el grupo de Gran Canaria crea y difunde la bandera canaria tricolor, con tres franjas verticales blanca, azul y amarilla con la banda azul el doble de ancha, que nace al fusionar los colores de ambas provincias canarias. La falta de apoyo popular y una serie de errores y falta de experiencia unidos a la represión franquista inician el declive del grupo, que será detenido casi en su totalidad tras la aparición de unas pintadas en el estadio de las Palmas en 1962, a su puesta en libertad la mayoría de estos se integrarán en el Partido Comunista Español, dos de los restantes se reúnen con Cubillo en Tenerife tiempo después, pero no concretan nada, y este último empieza a denominarse el Movimiento Autonomista Canario.

Tras diversos acontecimientos en los que ya nos detendremos, Cubillo llega a Argelia en 1963 y crea el MPAIAC -a sueldo de aquel país- al año siguiente crea la que actualmente se concidera bandera independentista, modificando la bandera tricolor de Canarias Libre al añadirle 7 estrellas verdes y aclarar sus colores para que estas sean distinguibles, esta bandera seria la aceptada en los años siguientes por los movimientos independentistas que quedaban así como por los que se fueron creando.

Finalmente, el 10 de agosto de 1982 se aprueba el estatuto de autonomía de Canarias, y con el la nueva bandera autonómica, que es la que creó en su día Canarias Libre pero igualando el ancho de las franjas, adjudicándole ademas el escudo de los canes que se ve sobrepuesto en la mayoría de ocasiones.

Visto esto se podría decir que la bandera de las 7 estrellas verdes no fue la primera bandera independentista, ni es ciertamente la tricolor ya que tiene el verde y había una anterior, que la de la Comunidad Autonómica de Canarias no es un plagio de esta, como mucho ambas son un plagio de la de Canarias Libre; incluso se podría decir que no representa el rechazo a la colonización pues acepta los colores que nos fueron impuestos en esta, atreviéndose mucho, se podría incluso especular con la idea de que se ha convertido en un trozo de tela que la gente que mas fieramente defiende no entiende, como cuando te pones una camisa con letras chinas pensando que dicen algo estupendo, y un día te dice el del restaurante ”eso significál aloz con pollo”, aunque hay algún ”chino” que no te dice nada y se va riendo por las escaleras pensando ponerla en los anuncios a ver si nos vende más ”rollitos de primavera”.

Pronto publicaremos otro artículo centrándonos en los inicios políticos del pensamiento independentista, hasta tanto recordemos algunas de las palabras de Mario Vargas Llosa al recibir el Premio Nobel en 2010:

”No hay que confundir el nacionalismo de orejeras y su rechazo del “otro”, siempre semilla de violencia, con el patriotismo, sentimiento sano y generoso, de amor a la tierra donde uno vio la luz, donde vivieron sus ancestros y se forjaron los primeros sueños, paisaje familiar de geografías, seres queridos y ocurrencias que se convierten en hitos de la memoria y escudos contra la soledad. La patria no son las banderas ni los himnos, ni los discursos apodícticos sobre los héroes emblemáticos, sino un puñado de lugares y personas que pueblan nuestros recuerdos y los tiñen de melancolía, la sensación cálida de que, no importa donde estemos, existe un hogar al que podemos volver.”

DCM

Anuncios

Un pensamiento en “Cosas que no te cuentan de las banderas de Canarias.”

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s